Como entra la maldición

Posted on 19 septiembre, 2008 por

0


Cómo están mis amigos, dice en el libro del profeta Zacarías lo siguiente: De nuevo alcé mis ojos y miré, Y he aquí un rollo que volaba, y me dijo Dios, ¿que ves?, y respondí un rollo que vuela, entonces me dijo. Esta es la maldición que sale sobre la faz de toda la tierra. Porque todo aquel que roba como está escrito de un lado del rollo, será destruido, y todo aquel que jura falsamente será destruido. Y vendrá a la casa del ladrón y a la casa del que jura falsamente y la consumirá con sus maderas y sus piedras. Esta visión del rollo que volaba que Dios ha dado al profeta, no era un escrito de buenos augurios, no era algo que proclamara bienaventuranzas, tampoco anunciaba bendiciones, por el contrario, era un libro de maldiciones, un libro cuyo contenido estaba expresando un juicio de parte de Dios. Y que nuestra lectura dice enfáticamente que permanecerá en la casa del pecador hasta consumir sus maderas y sus piedras.

Este es un pasaje que hace pensar a todo aquel que lee, porque en la práctica, uno ve como muchas personas diariamente abren las puertas de sus casas a todo tipo de maldición. Hace un tiempo atrás me tocó hablar con una mujer que estaba pasando por una crisis, se encontraba desmoralizada, aturdida, por todas las calamidades que le estaban sucediendo una seguida de la otra. Sin respiro a tal punto que en su comentario había dicho, creo que estoy necesitando un baño con agua bendita. Y la verdad es que cuando la maldición entra en el hogar, no hay formula religiosa, ni sacramentos ni bendiciones humanas que pueda librar. Hay matrimonios que admitieron la maldición el día que abrieron sus puertas al engaño, hay familias que viven la maldición porque han dado lugar al odio, a la venganza y a la mentira. Conozco jóvenes que han dado sus primeros pasos hacia la maldición cuando se iniciaron en las drogas, e incursionaron en el satanismo, y mi amigo oyente cuando todas estas cosas ocupan el corazón, es porque sencillamente Jesucristo no reina en la vida y porque tu nombre aun no ha sido registrado en el libro de la vida.

Dice nuestro pasaje que el libro de las maldiciones irá a la casa del que ha robado y del que ha jurado falsamente, de casa en casa, de puerta en puerta buscando al que ha dado sus espaldas a Dios. Pero también hoy quiero darte una buena noticia, Tu y yo podemos escapar de esta maldición, si nos cobijamos en Cristo Jesús. Cuando el subió a la cruz del calvario Dice la Biblia que fue hecho maldición por nosotros. Sufrió sobre si el castigo de nuestra maldición. El herido fue por nosotros, molido por nuestros pecados, el castigo de nuestra paz fue sobre el y por sus llagas fuimos nosotros curados. Deja que la bendición entre a tu hogar, a tu vida, recibe al Hijo de Dios en tu corazón, Con el reinando en tu interior tu vida cambiará, allí donde hay quebrantamiento, pondrá paz, allí donde hay tristeza, pondrá gozo. Allí donde hay perdición, pondrá salvación. El que tiene al hijo. Tiene la vida. Caminemos este día tomados de la mano de Dios.

Etiquetado: ,
Posted in: Meditaciones