Confusión

Posted on 3 septiembre, 2008 por

0


Como están mis amigos, dice el libro de Jeremías en el cap. 6 lo siguiente, paraos en los caminos y mirad, preguntad por las sendas antiguas, cual sea el buen camino y andad por el, y hallaréis descanso para vuestra alma: realmente no es necesario ser un profundo observador para comprender que la humanidad ha perdido el rumbo de su andar en todos los ordenes de la vida, porque en todas las esferas de su existencia reina la mas triste confusión y desatino.

Y que se hace muy evidente principalmente en lo moral; lo mas grave es que pareciera que lejos de visualizarse en el horizonte una mejoría, las cosas van cada vez peor, Las religiones del mundo han tenido su oportunidad para dictar normas que pudieran mejorar al ser humano, pero la religión no ha sido la respuesta esperada, prueba de ello es que hoy tenemos miles de religiones, cada una gritando tratando de hacer oír su voz con el propósito de captar adeptos, Pero nada han logrado. otros pensaron que el avance de la civilización y cultura pudiera haber sido la solución, por eso se volcaron a la filosofía, al humanismo, a la ciencia y cuantas comisiones de organizaciones humanitarias, que solo han contribuido en algo para paliar el deterioro moral y espiritual de nuestro mundo, pero debemos reconocer que no han podido solucionar el problema en su raíz.

El pecado con sus amargos frutos han aumentado cada día mas y mas, el uso indiscriminado del sexo entre adolescentes, jóvenes y niños están haciendo estragos en la sociedad, el abuso sexual de menores, el vicio de la pornografía y las drogas en todas sus formas siguen consumiendo la mente y el cuerpo de nuestra juventud, el alcoholismo y la violencia se mantienen inalterables destruyendo vidas y hogares, todo el esfuerzo de la educación, las reglas de la moralidad, las normas religiosas se han comportado simplemente como diques rotos que no han podido contener el mal.

Ante esta encrucijada de la humanidad, las palabras del profeta Jeremías constituyen un verdadero faro que orienta nuestros pasos, el dijo, paraos en los caminos y mirad, preguntad por las sendas antiguas y andad por el, y Jesús dijo a sus oyentes, yo soy el camino la verdad y la vida, nadie viene al Padre sino es por mi, si la respuesta es JESUCRISTO, el es el único camino que puede sacarnos de esta situación. el es el único que puede salvarnos porque la humanidad está en pecado, es mas, la Biblia dice que todos hemos pecado y por lo tanto estamos destituidos de la Gloria de Dios, si deseas sendas derechas para tus hijos, si anhelas un mundo diferente para tus nietos, si deseas conocer el camino correcto que te llevara al cielo, no lo busques fuera de Jesucristo, solo en el, solo en Cristo Jesús, el es el camino, el único camino, el es la verdad, y el es la vida, recíbele en tu corazón en este día. Caminemos este día tomados de la mano de Dios.

Orador Dr. Ruben Diaz Jure

Etiquetado:
Posted in: Meditaciones