Como las águilas

Posted on 1 septiembre, 2008 por

1


Cómo están mis amigos, dice el profeta Isaías en su libro: Pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán”

El saber Esperar que Dios actúe, no es una experiencia pasiva de simple descanso. Quizás alguno de mis oyentes esté a punto de tomar una decisión importante en su vida, alguna decisión que probablemente afecte su futuro o el de su familia, si tiene esta trascendencia entonces es importante conocer cual es la voluntad de Dios al respecto. No solo en esta decisión sino en todas las demás.

Para una persona que vive en la comunión con Dios debe ser un aspecto muy importante, saber la respuesta del Señor, conocer cual es su tiempo para esos cambios. Quizás alguno esté pensando en que tiene que hacer una compra hoy mismo, y siente apremio por hacerlo, Otro puede estar a punto de cambiar de trabajo porque pagan mejor, y le pasa por la mente que si no se acepta esa oferta podría perderse y aprovecharlo otro. O Acaso creemos que si alguno no acepta una propuesta de matrimonio que Dios no volverá a poner en su camino a nadie más. Tenemos que reconocer que muchas veces necesitamos actuar con rapidez, porque así lo demanda la situación, y si vivimos en la comunión con Dios, el nos dará la sabiduría y el valor que necesitamos.

Pero la mayoría de las veces nuestras decisiones urgentes siempre cuentan por lo menos con un breve tiempo que nos permita buscar la dirección de lo alto, porque es un factor crucial. El saber Esperar en Dios no es debilidad ni una simple actitud pasiva, tampoco implica estar ociosos ni presumir cierto aire de seguridad. La espera demanda fe, la espera demanda valor y la espera demanda dominio propio; Dios utiliza esos intervalos santos porque muchas veces no estamos listos para su respuesta. Necesitamos orar bastante por algunas cosas y pensar en calma. En ese proceso de espera, es cuando Dios revela aspectos de nuestras vidas que necesitan ser renovados; Además siempre es bueno examinar nuestras motivaciones.

Cuando Dios nos hace esperar, Él está afinando su tiempo y su voluntad conforme a su plan, Por eso dice nuestro texto de hoy. Los que esperan en Jehová, tendrán nuevas fuerzas. Mi amable escucha, si hoy te encuentras ante la disyuntiva de tomar una decisión importante en tu vida. Presenta tus proyectos delante de Dios, tus propuestas, tus alternativas, y deja que el te guíe en la elección correcta, te invito apoyado en su palabra a depositar toda tu ansiedad en el. Como dice el escritor sagrado. Echando toda vuestra ansiedad sobre el porque el tiene cuidado sobre vosotros. Confía en el y el hará. Caminemos este día tomados de la mano de Dios Orador Dr. Ruben Diaz Jure

Etiquetado:
Posted in: Meditaciones